Vanitas Espai

Desventajas de la depilación con cuchilla


Desventajas de la depilación con cuchilla

La publicidad de las cuchillas femeninas promete piernas lisas y suaves como el terciopelo, ingles perfectas, axilas que apetece besar. Las marcas cada vez invierten más en innovación y las cuchillas, en teoría, son más eficaces y sofisticadas. Incluyen cartuchos de gel depilatorio y son capaces de adaptar su movimiento a cada recoveco o curva de tu cuerpo.

Esta publicidad positiva, unida al hecho de que, indudablemente, la depilación con cuchilla es más barata que otras técnicas ha supuesto que muchas mujeres se animen a depilarse así, en sus casas. Dicen, además, que depilarse con cuchilla es mucho más rápido. Y olvidan que, a la larga, lo barato sale caro.

Ese es el lado “bonito” de la depilación con cuchilla. Pero, seamos sinceros, también es mentira. Es el resultado de una buena publicidad y, también, de la desinformación, puesto que hay quien todavía no conoce las numerosas alternativas de depilación que existen. Porque la depilación femenina con cuchilla tiene más desventajas que ventajas. Y hoy vamos a demostrártelo.

¿Quiénes se depilan con cuchilla?

Tradicionalmente la cuchilla ha sido la herramienta de afeitado de los hombres. Teóricamente, gracias a la cuchilla las barbas se mantienen a raya y los hombres disfrutan de un rostro suave y sin vello facial.

Posteriormente, las mujeres empezaron a coquetear con las cuchillas de sus padres, de sus maridos o de sus novios, para buscar alternativas a la cera o a la maquinilla eléctrica… y muchas se aliaron para siempre con las cuchillas.

La metrosexualidad, esa moda o estilo de vida que se impuso en los hombres hace unos años, influyó en el hecho de que los hombres más coquetos empezaran a contar con la cuchilla, no solo para afeitarse, sino también para depilarse el vello del torso, de las axilas y de las piernas.

¿Qué pasa cuando te depilas con cuchilla?

Como decíamos al principio, la depilación con cuchilla permite eliminar el vello de forma fácil, rápida y económica, tanto en hombres como en mujeres.

Sin embargo, la piel apenas permanece suave y libre de vello durante unas horas. Porque la cuchilla no arranca el vello de raíz, sino que lo corta, lo rasura. Por lo que el vello vuelve a salir al poco tiempo: dependiendo de la fuerza que tenga puede tardar unos días o, simplemente, unas horas.

Eso implica, inevitablemente, que quien se depila con cuchilla está repitiendo el proceso cada dos por tres, sin descanso. No hay manera de lucir la piel tersa y suave durante mucho tiempo. Por lo que la depilación se convierte en algo tedioso, una rutina de la que es imposible librarse que, además, te sume en cierta incertidumbre. De manera que si de pronto decides ponerte una falda tienes que pararte a pensar en si tus piernas están listas… o no.

¿Es verdad que el vello crece más?

Sí. Con la depilación con cuchilla el vello crece más fuerte y más rápido. Para que nos entendamos, depilarse con cuchilla es como segar el césped. ¿O no es cierto que el césped se corta regularmente para que crezca más y sea más denso? Pues lo mismo ocurre con el vello.

Cuando te depilas con cuchilla rasuras el vello una y otra vez. De manera que este, como la raíz permanece inalterable, crece con más vigor y se vuelve más grueso. Es por eso que las personas que se depilan con cuchilla tienen un vello más abundante y aparentemente más grueso. Además, el efecto que produce al tacto es mucho más desagradable, puesto que “pincha”. Seguro que sabes a qué nos referimos.

El deterioro de la piel

Por si no bastara con las desventajas ya mencionadas, a eso hay que añadir que con la depilación con cuchilla la piel se deteriora. A fin de cuentas, la cuchilla actúa sobre la capa más superficial de la piel y la agrede.

Es por esto que quienes se depilan con cuchilla son más propensos a sufrir deshidratación cutánea e irritación de la piel de cualquier parte del cuerpo expuesta a la depilación. Por no hablar de las posibles heridas o cortecitos que las cuchillas pueden ocasionar.

¿Alternativas a la depilación con cuchilla?

Mientras las grandes multinacionales como Gillete hacen su agosto prometiendo a las mujeres y a los hombres que se olvidarán de la depilación si emplean sus productos y que, además, podrán lucir unas piernas, axilas e ingles suaves y tersas de por vida, los centros estéticos y de belleza trabajamos de verdad para desarrollar técnicas y tratamientos depilatorios que sean realmente satisfactorios para la persona que los solicite.

En Vanitas Espai ofrecemos una serie de tratamientos de depilación que cada vez son más demandados por hombres y mujeres. Desde la depilación con hilo, pasando por la depilación convencional con cera, acabando por las técnicas más novedosas de fotodepilación.

Innovamos para que los resultados sean más duraderos y respetuosos con tu cuerpo y siempre realizamos un estudio previo de la piel y del tipo de vello para recomendar la técnica de depilación que más te conviene.

Porque para nosotros depilarte bien es tan importante como para lo es para ti. Por eso estamos a tu disposición para que hagas tu reserva y vengas a Vanitas Espai a depilarte bien y en confianza.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Vota en nuestro contador de estrellas para que sepamos cuáles son los contenidos que más te gustan!

Fuente imagen: Puhha – Fotolia.com

Comparte este contenido con tus amig@s!!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email