Vanitas Espai

¿Qué cuidados debo tener con la micropigmentación de ojos?


¿Qué cuidados debo tener con la micropigmentación de ojos?

¿Estás pensando en probar la micropigmentación de ojos? Se trata de un método estético perfecto para mejorar tu mirada, conseguir resaltar al máximo el poder de tus ojos y evitar tener que maquillarte a diario. Es un tratamiento que cada vez se está volviendo más popular porque consigue unos resultados impecables y la mar de favorecedores.

Pero es importante que tengas en cuenta una serie de consejos y recomendaciones con los que conseguirás mejorar al máximo tu apariencia sin correr ningún riesgo. Piensa que, al ser un tratamiento intensivo, debes seguir unos cuidados específicos que te garantizarán un resultado óptimo y una pronta recuperación. Como cualquier otro tratamiento, la micropigmentación puede tener contraindicaciones, y los ojos son una de las partes más delicadas del cuerpo; así que hay varias cosas que debes tener en consideración.

En este post de Vanitas Espai vamos a contarte los cuidados de la micropigmentación de ojos para que sepas todos aquellos hábitos que tienes que llevar a cabo y, así, conseguir el resultado que estás buscando. ¡Toma nota!

Aspectos generales a tener en cuenta para la micropigmentación de ojos:

A diferencia de otros tratamientos de estética, éste requiere que la persona que lo lleve a cabo tenga amplios conocimientos sobre el tema y, además, que el método se desarrolle en una cabina específica que esté dotada con todo el instrumental necesario y que, además, esté perfectamente desinfectada. Así pues, lo primero que deberás comprobar es que el centro en el que vas a realizarte la micropigmentación de ojos cumpla con la legislación vigente y esté regentado por profesionales cualificados, como es el caso de Vanitas Espai.

Puedes saber si el centro es un espacio realmente preparado fijándote en si tienen una cabina de micropigmentación apartada del resto de los tratamientos y, además, para realizarte esta sesión te equipan con una bata desechable (también puede ser un babero), un gorro para el cabello y si hacen que te quites cualquier joya o accesorio que lleves en el rostro.

Además, el personal que vaya a realizarte la micropigmentación, antes de ponerse manos a la obra, hará una prueba con pigmento escogido para que puedas valorar si te gusta o no prefieres otro color. En cuanto escojas el mejor pigmento para ti, lo habitual es que te hagan rellenar y firmar un Consentimiento Informado para poder comenzar con dicho tratamiento. Así es como lo estipula la ley. Fíjate también en que el técnico que lleve a cabo el tratamiento se ponga unos guantes estériles pues es de vital importancia para evitar la propagación de cualquier virus o bacteria. Ten en cuenta que durante la sesión puede aparecerte un poquito de sangre debido al método que se sigue en el tratamiento: es normal pero, para evitar complicaciones, el profesional deberá ir protegido con guantes.

¿Estabas pensando también en una micropigmentación de labios? Entonces lee nuestro post sobre los cuidados que necesitas para la micropigmentación de labios.

Cuidados de la micropigmentación de ojos durante la semana posterior

De entre los cuidados para la micropigmentación de ojos debemos remarcar el hecho de que, durante las horas siguientes no se tiene que conducir porque puede ser que se te haya reducido la visibilidad o que sientes molestias durante la conducción. Espera 24 o 48h antes de coger el coche para asegurarte un trayecto 100% seguro y confortable.

Lo mismo ocurre con las personas que usan lentillas: si eres una de ellas deberás esperar, al menos, dos días antes de volver a usarlas para impedir que entren en contacto bacterias. Usa gafas durante estas horas y conseguirás cuidar al máximo de tu rostro.

El día después de haberte hecho el tratamiento es normal que notes que tu rostro está un poco más hinchado o, incluso, pueden aparecer las primeras costras o heridas. ¡No te asustes! Es algo absolutamente normal ya que el cuerpo estará trabajando para cerrar la herida. Para cuidar tu piel en estos momentos en los que está tan sensible tendrás que extremar la higiene para evitar la acumulación de bacterias que, a la larga, puedan producir infección.

Por este motivo, enjuaga tu rostro con agua y jabón pH neutro varias veces al día y, después, sécate con mucho cuidado para eliminar cualquier resto de humedad. Si se te quedan pegadas las costras en las pestañas puedes ayudar a eliminarlas con la ayuda de un algodón y un poco de solución salina. Pero, eso sí: limpia tus manos antes y después de la limpieza para evitar propagar bacterias.

A los pocos días de haberte realizado el tratamiento es normal que, cuando nos miremos al espejo, no veamos demasiado cambio. Muchas personas creen que el pigmento no les ha hecho efecto pero ¡OJO! tienes que tener en cuenta que este se estabiliza cuando ha transcurrido alrededor de un mes por lo que ¡no te impacientes!

La micropigmentación de los ojos la cabo de 1 mes

Cuando haya transcurrido un mes (aproximadamente) lo más recomendable es que acudas nuevamente a tu salón de estética para que el técnico valore la posibilidad de realizar algún retoque y, además, se encargará de regular la intensidad del pigmento que te haya implementado en los ojos. Esta es una visita imprescindible para retocar, mejorar y arreglar aquello que queramos.

En el caso en el que quieras retocar tu micropigmentación debes tener en cuenta que el técnico deberá seguir los mismos hábitos de higiene que te hemos mencionado más arriba y, por tu parte, deberás volver a repetir los cuidados que te hemos indicado para evitar una infección.

¡Siguiendo todos estos cuidados, te asegurarás de no padecer ningún problema!

Fuente imagen: AdinaVoicu – Pixabay.com

Comparte este contenido con tus amig@s!!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email