Vanitas Espai

Manicura francesa en Barcelona


Manicura francesa en Barcelona

Manicura

Hoy en día parece que cuando hablamos de manicura solo pensamos en colores llamativos, fantasías… Sin embargo, hasta hace unos años la manicura por excelencia, la más demandada, era la manicura francesa.

En Vanitas Espai, como expertos en manicura, realizamos todo tipo de técnicas para garantizar los resultados más espectaculares y perfectos, pero hoy queremos hablaros de la manicura francesa, a propósito de una pregunta que nos planteó hace poco una clienta.

¿Por qué ya no se hace la manicura francesa?

La manicura francesa se sigue haciendo, claro que sí, pero es verdad que en las revistas especializadas, en los blogs y en Instagram ya no le prestan tanta atención como antes. Porque, como pasa en este sector (que está en evolución constante), cada poco tiempo surgen técnicas nuevas que parece que suplen a las anteriores.

Pero eso no es del todo cierto. Las técnicas de manicura, al igual que las diferentes técnicas de depilación o de alisado del cabello, no es que se sustituyan unas a otras, sino que conviven. Unas gozan de más popularidad que otras en un momento dado, pero cada técnica tienes sus fans, como no podía ser de otro modo.

Así pues, hoy vamos a hablar de la manicura francesa, tanto para las fans de la misma como para aquellas mujeres que la creían en el olvido. Porque en Vanitas Espai nos encanta, por su sencillez y elegancia, y porque de vez en cuando hay que rendir un homenaje a los clásicos. Tal vez después de leer este post os animéis a haceros una manicura francesa en vuestra próxima visita a Vanitas Espai.

¿Cuál es el origen de la manicura francesa?

A pesar de lo que pueda pensarse, la manicura francesa no surge en París, sino en Los Ángeles, donde Jeff Pink ideó esta manicura con el objetivo de proporcionar a las actrices de Hollywood de mediados de los años setenta una manicura de aspecto natural y fácil de aplicar, entre cambios de vestuario.

Al poco tiempo esta manicura se popularizó y se convirtió en una tendencia indiscutible tanto en el cine como de la moda. Hasta el punto que llegó a París y fue allí donde Pink encontró el nombre perfecto para su técnica de esmaltado: ¡la manicura francesa!

¿En qué consiste la manicura francesa?

Como muchas de vosotras ya sabéis, la manicura francesa se caracteriza por el tono rosado de la base de la uña y las puntas blancas. De esta manera las uñas se ven muy naturales. Para ello, la base se pinta con un esmalte en tono rosa suave o con una capa incolora que simplemente aporte brillo, mientras que la punta se blanquea.

¿Cómo se hace la manicura francesa?

Para realizar la manicura francesa seguimos a paso a paso el procedimiento que aplicamos con otro tipo de manicuras. Es decir, que el acabado y el tipo de esmalte no influyen en absoluto en el proceso, sino que más bien depende del tipo de manicura que elijas.

En Vanitas Espai te ofrecemos cinco tipos distintos de manicura. De la más rápida y “superficial” a la más completa y sofisticada: la manicura exprés, la manicura normal, la manicura profesional, la manicura spa y la manicura Shellac. En este post puedes informarte más detalladamente sobre los pasos que llevamos a cabo en cada manicura y los servicios que incluyen.

Asimismo, nuestro consejo en todo caso es que no se modifique mucho la forma de la uña, para que el resultado sea lo más natural posible. Es decir, que si la forma de tu uñas es más bien redondeada, intentaremos mantenerla así. Mientras que si las tienes más bien cuadradas, lo respetaremos igualmente.

¿Puedo hacerme la manicura francesa en casa?

Sí, aunque es más complicada que una manicura monocolor. Muchas de vosotras os esmaltáis las uñas en casa porque está claro que eso supone muchas ventajas. Sobre todo, económica. No vamos a engañarnos. Pero además, haceros la manicura en casa también os da cierta flexibilidad, ya que podéis hacérosla en cualquier momento, sin necesidad de tener que echar mano de la agenda y pedir cita en Vanitas Espai. Es comprensible y, por supuesto, os animamos a que lo hagáis. Siempre es mejor tener las uñas cuidadas, aunque las cuidemos en casa, que olvidarnos de ellas.

Sin embargo, ¿el resultado es el mismo? Pues obviamente, no. Hacerse la manicura en casa es una opción muy respetable y socorrida, pero la pericia y experiencia que tienen nuestros profesionales y la calidad de los productos que empleamos están a años luz de los resultados que puedan conseguirse en casa.

En ese sentido, la manicura francesa presenta una dificultad añadida: el trazo blanco de la punta de la uña. Pintar eso no es tan sencillo como pintar una uña entera de rojo. Hay que tener buen pulso para no salirse, para que la raya quede de un grosor y una curvatura similar en todas las uñas, etc. Para ello puedes usar plantillas que te facilitarán la labor, pero no esperes que te salga bien a la primera. ¡Hay que entrenarse!

Así que recuerda: si buscas una manicura francesa perfecta con un acabo de 10, lo mejor es que te pongas en manos de quien mejor sabe hacerla: los especialistas en manicura y pedicura de Vanitas Espai.

¿Cuándo puedo lucir una manicura francesa?

Manicura francesaLa manicura francesa es una opción perfecta siempre. No está pasada de moda y no está, tampoco, reservada a mujeres de mayor edad. Cualquier mujer puede lucirla con éxito. Si bien es cierto que, como decíamos antes, hoy nos solicitan manicuras más llamativas, como la manicura en color marsala, que es el tono por excelencia del 2015.

Es por esto que la manicura francesa se reserva cada vez más para ocasiones que exigen etiqueta o una elegancia mayor. Así lo hizo, por ejemplo, la actriz Sarah Hyland (conocida por su papel en la serie Modern Family), en la pasada edición de los premios Grammy.

 Nosotros solemos animar a las futuras novias a que se decanten por ella, porque la manicura francesa les aporta mucha naturalidad y candidez en ese día tan especial. Una manicura francesa armoniza, es perfecta, pero no roba protagonismo ni desentona.

Imagínate: una mano bien cuidada y esmaltada sosteniendo el ramo y la otra, luciendo la alianza. ¿Te ves a ti misma en esa imagen luciendo una manicura de fantasía o con todos muy estridentes? ¿O te ves con una manicura delicada y discreta, que acentúe tu feminidad sin estridencias?

¿Qué diferencia hay entre la manicura francesa y la americana?

Manicura francesaAmbas son un clásico en el mundo de la manicura, si bien es cierto que la manicura francesa es anterior a la americana. La diferencia sustancial entre ambas es que mientras en la manicura francesa la punta de la uña se esmalta en blanco, en la manicura americana, originariamente, la punta se pinta en beige o color “nude”.

En la actualidad eso ha derivado en un sinfín de posibilidades. De manera que con la americana, tanto la base de las uñas como las puntas se pueden esmaltar en el color que se desee y combinarse a placer. E incluso, en el caso de la manicura americana a la inversa, se puede esmaltar la luna de la uña de un tono distinto al del resto (sin tener en cuenta la punta de la uña), como lo hace siempre la actriz, modelo y reina del burlesque Dita von Teese.

¿Con qué marcas hacéis la manicura francesa?

En Vanitas Espai solo trabajamos con las mejores marcas del mercado porque solo así podemos garantizar los resultados más extraordinarios a nuestras clientas. En materia de manicura y pedicura empleamos siempre los productos de la marca CND, una de las más prestigiosas a nivel mundial, y de sus dos líneas de manicura: Vinylux y Shellac.

Además de eso, desde hace varios meses contamos con la última tecnología desarrollada por CND: su nueva lámpara LED. Esta lámpara dispone de una tecnología que permite optimizar la luz, el tiempo y la energía para ofrecer una Curación Cromática Completa, que garantiza el máximo brillo y proporciona una larga duración en todos los sistemas de esmaltado de CND, como podrás ver aquí. Por lo que ahora, tu manicura francesa se secará mucho más rápido.

Ahora que ya sabes que la manicura francesa no solo no ha pasado de moda, sino que sigue muy presente en el mundo de la belleza y de la moda, te animamos a que hagas tu reserva y vengas a vernos para que cuidemos de tus manos y de tus uñas. No olvides que tus manos son una de las partes de tu cuerpo más expuestas a las agresiones externas y, por descontado, una de las que más trabajan (las necesitamos para casi todo), así que no está de más regalarles una dosis extra de mimos y atenciones, sobre todo ahora que acabamos de cambiar de estación.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Vota en nuestro contador de estrellas para que sepamos cuáles son los contenidos que más te gustan!

Fuente imágenes:
1.- © Vanitas Espai
2, 3.- © Wikimedia.org

Comparte este contenido con tus amig@s!!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email