Vanitas Espai

Drenaje linfático: reduce la celulitis tras los excesos de las fiestas


Drenaje linfático: reduce la celulitis tras los excesos de las fiestas

Drenaje linfático

Hace casi un mes que terminaron las navidades y es posible que todavía no hayas podido deshacerte de los kiilitos que ganaste, a causa de tanta comilona y tanto exceso. Porque en Navidad engordamos, de media, entre dos y cuatro kilos. Así que descuida: no eres la única que está pasando por esto.

Sin embargo, es importantísimo ponerse las pilas ahora para quitarse esos kilitos de más. Más que nada para que no se sumen a los que querrás perder durante la operación biquini (que está cada vez más cerca, por cierto). De modo que en Vanitas Espai hemos decidido que hoy vamos a compartir contigo un truco que reduce la celulitis tras los excesos de las fiestas. El mejor truco, de hecho, ya que los resultados que se consiguen son visibles e inmediatos desde la primera sesión.

Estamos hablando, nada más y nada menos, que del drenaje linfático. Antes de explicarte en qué consiste dicho tratamiento, para qué sirve y qué beneficios tiene, conviene recordarte qué es el sistema linfático y cuáles son sus funciones.

¿Qué es el sistema linfático?

Pues bien, el sistema linfático cumple una doble función. Por un lado, depura, ya que elimina del organismo las toxinas y sustancia de deshecho. Por otro, protege, puesto que modula la respuesta del sistema inmunitario frente a bacterias, virus y otras sustancias extrañas que podemos albergar. Concretamente la primera de estas funciones (la depuración) implica que se evite la acumulación de líquidos, la absorción de la grasa y las vitaminas solubles desde el aparato digestivo para transportarlas mediante el sistema circulatorio, del que forma parte.

¿Qué es el drenaje linfático?

A grandes rasgos podemos definir el drenaje linfático como un tipo de masaje, suave y ligero que se aplica sobre el sistema circulatorio. Su objetivo es movilizar los líquidos del organismo para favorecer la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el líquido que ocupa el espacio entre las células. De ahí que una de las principales aplicaciones del drenaje linfático sea en la retención de líquidos. Aplicado a la estética, el drenaje linfático es el tratamiento perfecto para combatir la celulitis. Combinado con otros buenos hábitos es altamente beneficioso y surte el efecto deseado de forma rápida y eficaz.

¿Cuáles son los efectos del drenaje linfático?

El drenaje linfático combate y reduce la celulitis gracias a que ayuda a reabsorber los líquidos y activa la linfa. El drenaje linfático también es un excelente tratamiento para la piel, ya que favorece la circulación de la sangre ayudando a que no se formen bolsas, arrugas y estrías. Además contribuye a mejorar las defensas del organismo y, por si eso fuera poco, es sumamente relajante, por lo que no solo se recomienda para combatir la celulitis sino también para rebajar el estrés de ciertas situaciones o, sencillamente, para darse un homenaje. Por todo eso y por más motivos que descubrirás aquínecesitas ya un drenaje linfático.

El número de sesiones de drenaje linfático dependen de lo arraigada que tengas la celulitis y del tipo de piel que tengas. No es lo mismo una celulitis incipiente que una en estado un poco más avanzado (por ejemplo, el típico rollito que se forma debajo de los glúteos). Seguro que sabes de qué hablamos y es muy probable que incluso tú misma tengas un ranking mental de los diferentes estados celulíticos. En todo caso, sea cuál sea tu situación, nuestros profesionales estarán ahí para ti, para hacerte un diagnóstico y para recomendarte el número de sesiones que necesitas para que los efectos logrados sean más visibles y duraderos.

Así que si después de las fiestas y tras tanto exceso sientes pesadez en las piernas, si de pronto te cuesta más abrocharte los botones del pantalón, si cuando te miras en el espejo ves que tus glúteos y muslos están más flácidos y menos tersos que antes de Navidad, este es el momento de empezar a trabajar para solucionarlo.

Recuerda que cuanto más tiempo pase y más se asienten esos kilitos de más, más costoso será deshacerse de ellos. Porque, para que nos entendamos, cuando la grasa se asienta en nuestro organismo está tan a gustito que se acomoda tanto que como no te esfuerces… ¡no se va ni a empujones!

Así que ya sabes, amiga, en Vanitas Espai no te decimos que tengas que dejarte la piel en el gimnasio ni pasarte la tarde entera haciendo sentadillas. Si lo haces, perfecto. Pero hay remedios más sencillos, más rápidos y menos traumáticos para eliminar la celulitis que tanto te atormenta. Mucho más fáciles, de hecho. El drenaje linfático es uno de ellos. Por lo que si quieres acabar con la antiestética celulitis este es el momento. ¡Haz ya la reserva de tu primera sesión de drenaje linfático!

Fuente imagen: © orelphoto – Fotolia.com

Comparte este contenido con tus amig@s!!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email