Vanitas Espai

Barcelona Bridal Week: Novias en Barcelona


Barcelona Bridal Week: Novias en Barcelona

novias

Durante los pasados días 6-11 de mayo, se llevó a cabo la 24ª edición de la Barcelona Bridal Week . Fue la primera organizada por Fira de Barcelona, y se convirtió en todo un referente de la moda nupcial tanto a nivel nacional como internacional.

La Barcelona Bridal Week reunió unas 200 marcas del sector, la mitad de las cuales fueron internacionales (Alemania, Bélgica, Francia, Inglaterra, Italia, Líbano, Portugal, Corea del Sur, Polonia, Turquía, Rumanía, Colombia, México y Brasil), e hizo posible el contacto directo con los fabricantes; motivo por el cual nos parecen súper importantes este tipo de actividades en la ciudad.

Durante esa semana tuvimos la oportunidad, además, de contemplar las nuevas propuestas para las futuras novias y apuntar las tendencias que van a llevarse en la próxima temporada. Pero a parte de los 10.000 trajes de novia que se expusieron, también contamos con más de 2.500 de fiesta, así como la presencia del salón de bisutería y complementos de moda Eurobijoux & MIBI; por primera vez en el salón.

Rosa Clará

Durante los primeros días, asistimos a los desfiles de la Pasarela Gaudí Novias. Rosa Clará fue la diseñadora que abrió la pasarela, destacando entre sus diseños los encajes florales, la pedrería y el romanticismo. Una colección llena de sensualidad dividida en cuatro grandes líneas:

  1. La primera estaba formada por vestido con mucha caída, tules con bordados muy transparentes y algunos toques de pedrería.
  2. La segunda, y a diferencia de la primera, se caracterizó por las faldas con volumen. Estos iban decorados con lazos de grandes dimensiones o con pedrería en la cintura para definir la figura.
  3. La tercera línea estaba formada por vestidos voluminosos bordados artesanalmente y con motivos florales.
  4. La última de ellas, también consistió en motivos florales, pero en trajes mucho más ajustados y sensuales, con escotes muy vistosos. Destacaron algunos diseños, como los que llevaban faldas de tutú, o con pantalones tobilleros.

En cuanto al cabello, vimos novias con recogidos muy pulidos para un total look nupcial. El cabello se recogía hacia atrás, totalmente repeinado, y se decoraba con una diadema muy sutil y simple, en blanco.

La pasarela fue decorada para la ocasión con imágenes de las calles de Nueva York y contó con la participación de la princesa Larissa, la hija de Sofía de Habsburgo, y del príncipe Hugo de Windisch-Graetz-, que se vistió por primera vez para una firma de novias.

Jesús Peiró

La colección “Perfume” de la firma Jesús Peiró hizo su puesta en escena recreando un atelier como los de antaño, para celebrar los 25 años dentro del mundo nupcial. La diseñadora que encabeza la firma, Merche Segarra, nos propuso un concepto íntimo y femenino, queriendo transmitir con el título de la colección la exclusividad de cada vestido. Es decir, un perfume huele distinto según la piel que lo lleve, al igual que los vestidos.

Llamó la atención también la apertura, con un maniquí de carne y hueso, encarnado por una modelo con un traje lleno de bocetos y piezas de papel cosidas. Siguiendo ese estilo, los diseños se caracterizaron por los volúmenes y los escotes halter , así como los detalles de pasamanería, los ribetes y los lazos negros, que decoraban a su vez los peinados de las modelos, a modo de diadema. Las colas largas bordadas con paillettes y los trajes joya fueron los más espectaculares de un desfile cargado de feminidad.

Victorio & Lucchino

Sin embargo, el toque de fantasía lo puso Victorio & Lucchino, con un desfile de cuento de hadas. Y decimos esto porque las modelos lucieron recogidos con trenzas sobre la nuca muy elaborados y rematados con tocados de flores naturales y margaritas. La colección “Amor Amor” mezcló tejidos como la organza, gazar, mikado, tul de seda, crepe o gasa, y destacó por las estructuras armadas, con manguitas caídas de textura almohadillada, y los cuellos levantados. También nos sorprendieron las espaldas trabajadas, con colas que nacen a media espalda o incluso desde los hombros, bajando por la línea del escote trasero, a modo de capa.

YolanCris e Inmaculada García

YolanCris e Inmaculada García aportaron además de los trajes de novia, sus propuestas para la fiesta. La primera firma presentó trajes muy maduros, de estilo boho-chic tanto en blanco como en negro. Destacan las fibras orgánicas que aportan libertad a los trajes, los volúmenes y los encajes.

Inmaculada García, en cambio, presentó una idea inspirada en los safaris africanos de principios del siglo XX. Se dividió en tres líneas:

  1. Barroca en tonos marfil
  2. Sensual con encajes, chantilly y tules vaporosos
  3. Desenfadada, con cortes escalonados y cortes en cintura.

Destacaron los sombreros “cloché” y los de ala ancha con blondas y chantilly, así como los peinados más de época y los maquillajes con labios más marcados en tonos morados.

Ana Torres/Isabel Zapardiez

Algunas propuestas de la Barcelona Bridal Week se inspiraron también en la naturaleza, como la de Ana Torres o Isabel Zapardiez. Vestidos en tonos azules, aguamarina, lavanda para la primera, marfiles, rosas, verdes, platas y oros para la segunda. Las modelos de Zapardiez parecían sirenas, y lucieron peinados con tupés voluminosos y labios frambuesa.

Matilde Cano/Cymbeline/Fran Sarabia/Patricia Avendaño

Matilde Cano también tuvo un detalle bohemio con sus trajes, de inspiración muy hippie. Diseños vaporosos y juveniles bordados con flores de cristal y guipur, con tonalidades en pastel. Sus modelos lucieron también pamelas, turbantes, coronas de flores y predominaron las trenzas. Otras se inspiraron en más en las mujeres de distintas partes geográficas, como Cymbeline, de aire francés, o Franc Sarabia, con sabor español elegante y vintage. Patricia Avendaño se inspiró en los metales para una colección de líneas sencillas y atemporales.

Sonia Peña

Después tenemos algunas propuestas más arriesgadas. Sonia Peña se inspiró en la sensualidad y el erotismo de la princesa de Java. Plumas, pedrería y tejidos vaporosos para las novias y acompañantes del próximo 2015. Exotismo puro expuesto en la Barcelona Bridal Week.

Jordi Dalmau

Jordi Dalmau nos presentó su colección “Euphoria”, ambientada en el cabaret y las varietés del siglo XIX. Diseños en seda, transparencias, tules, chantillys, encajes de calais, guipures… Destacaron las faldas largas y con volumen, los vestidos con cremalleras swaroski, las faldas con acumulación de tejido en la parte posterior, los escotes de infarto, las faldas cortas y los corpiños. En cuanto a los peinados, predominaron las trenzas a un lado, con la raya en medio.

Carla Ruiz

Carla Ruiz nos trasladó a Hollywood con “True Love”, una colección muy elegante y femenina. Vestidos de inspirados en los años 40 y 50, de aires retro y con faldas con vuelo. Vimos blancos y negros, tonos pasteles, verdes agua y azules lavanda y detalles en dorado. Las modelos también lucieron tonos algo más intensos, y recogidos pulidos y bajos con flequillos ladeados.

Pronovias

La Pasarela Gaudí Novias fue cerrada con un desfile de Pronovias, que celebraba su 50 aniversario. La firma nupcial catalana tituló dicho desfile como “la fábrica de los sueños”, consiguiendo que los más de 2000 asistentes soñaran con los 50 vestidos de novia 2015 que fueron lucidos sobre la pasarela. La modelo checa Karolína Kurková fue la encargada de abrir y cerrar el desfile con diseños cargados de encajes, bordados, transparencias, pedrería y cortes de sirena. Destacaron los separates, es decir, los trajes formados por cuerpo y falda y los tejidos de otomán.

Todos los diseños fueron realizados de forma artesanal, consiguiendo un resultado de altísima calidad. Fueron pensados para todo tipo de novias, desde las más clásicas hasta las más modernas. Rompiendo con el clásico blanco, encontramos los colores rosa, melocotón y beige para las más románticas, y las plumas, perlas, y lentejuelas para las más distinguidas. Otra de las tendencias son las espaldas muy trabajadas y arriesgadas, y las faldas con mucho volumen y movimiento.

En cuanto a los peinados, vimos que eran bastante sobrios, para darle más protagonismo al vestido y los complementos. Vimos recogidos bien pulidos, con todo el cabello repeinado hacia atrás en un moño y con efecto mojado. La raya se llevó a un lado y apreciamos coronas de flores vistosas, pamelas, lazos…

Tras su cierre, las cifras nos lo dicen todo: 16000 visitantes y más de 10000 seguidores de los desfiles on line. La Barcelona Bridal Week es un referente de moda nupcial a nivel mundial y ya tiene nueva fecha. Nos vemos el próximo 5 de mayo de 2015, o en Vanitas Espai para las que no podáis esperar.

Fuente imagen: © sanneberg – Fotolia.com

Comparte este contenido con tus amig@s!!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email