Vanitas Espai

Baking: lo último en maquillaje


Baking: lo último en maquillaje

Maquillaje

En Vanitas Espai hacemos todo lo posible para que todas las mujeres se sientan satisfechas y felices consigo mismas. Por eso trabajamos incansablemente para ofreceros los mejores servicios y tratamientos de belleza, peluquería y maquillaje.

Concretamente el maquillaje es uno de nuestros campos favoritos, pues nos permite ayudar a las mujeres a sacarse lo mejor de sí mismas, perfeccionar sus rasgos y hacer que se vean más favorecidas. En ese sentido, estamos innovando constantemente e introduciendo nuevas técnicas de maquillaje para ofrecer una solución a las necesidades de cada mujer.

El baking es una de esas técnicas. De hecho, es lo último en maquillaje y te lo presentamos y ofrecemos en Vanitas Espai antes que nadie. Así que no os perdáis lo que viene a continuación porque esto, sin lugar a dudas, os interesa a todas.

¿Qué es el baking?

El baking es la técnica de maquillaje que promete terminar con tus ojeras y proporcionarle a tu rostro un acabado excepcional. Su llegada marca una nueva era en el universo de la belleza de la que pocas van a lograr escapar porque los resultados que se consiguen sus espectaculares.

¿De dónde viene el baking?

Originalmente, el baking ha sido usado durante años por las drag queens para lucir un acabado impecable en sus espectáculos. Todo o casi todo está inventado, sí. La novedad, en este caso, consiste en adoptar una técnica minoritaria y popularizarla. Para eso, ¿quién mejor que la reina de Instagram? Sí, Kim Kardashian y su maquillador son los responsables de que el baking se haya convertido en una tendencia indiscutible en el universo del maquillaje.

¿Cómo se hace el baking?

Podríamos decir que la técnica del baking presenta una dificultad moderada. Cualquier mujer que tenga algo de experiencia con el maquillaje y que cuente en su neceser con productos tales como corrector, iluminador y polvos traslúcidos, puede conseguir un resultado espectacular e impecable. Vamos a ver paso a paso cómo se hace el baking:

  1. – Hidrata bien el rostro, sobre todo la zona del centro de la nariz, mentón, pómulo y el contorno del ojo, con un producto específico para esta zona. Recuerda que el contorno del ojo es muy delicado, así que te recomendamos que inviertas en una crema de calidad que hidrate, calme y reduzca los signos de envejecimiento de la zona.
  2. – Aplica el corrector de ojeras. Desde el lagrimal hasta casi llegar a la sien. No escatimes, que el corrector sea abundante (a diferencia de lo que solemos recomendar habitualmente cuando hablamos de maquillaje de ojos) para que el corrector no se agriete. A continuación difumínalo con una esponjita húmeda.
  3. – Aplica iluminador con la misma esponjita húmeda. Sin miedo. Asegúrate de que cubres todas las líneas de edad y expresión. Ten en cuenta que si aplicas una doble capa de iluminador obtendrás un maquillaje digno de una verdadera estrella.
  4. – Aplica polvos traslúcidos con un cepillo de sombra de ojos o, si te aclaras mejor, con los dedos. De esta manera fijarás la zona donde has aplicado el corrector.
  5. – A continuación utiliza la esponjita humedecida, rociada con un spray fijador, y pásala suavemente por la zona en la que aplicaste los polvos sueltos.
  6. – Deja que tu maquillaje repose durante diez minutos. No tengas prisa. Baking en inglés significa hornear, así que eso nos da unas pistas de lo que requiere esta técnica de maquillaje. Transcurridos esos minutos estará perfectamente asentado y podrás darle el toque de gracia final.
  7. – El toque de gracia final consiste en retirar los restos de polvos traslúcidos con una brocha. Si detectas alguna imperfección, retócala con un poco más de iluminador.

¿Para qué mujeres está recomendado el baking?

En general, el baking está indicado para todo tipo de mujer, pero es cierto que es particularmente ventajoso para aquellas mujeres que tienen piel mixta o con tendencia al acné, puesto que el baking brinda una cobertura especial a la piel y disimula las imperfecciones.

También es una técnica perfecta para disimular y ocultar las ojeras o bolsas en los ojos, por lo que te sentará particularmente bien en uno de esos días en los que has dormido poco y tu rostro se ve cansado. Asimismo, también contribuye a mitigara la hiperpigmentación de la piel.

Pero eso sí: ten en cuenta que el rostro sí se ve y se nota maquillado cuando optas por el baking. Es decir, no se trata precisamente de un maquillaje que pase desapercibido o que esté indicado para los looks que buscan naturalidad. En ese caso, es mejor optar por técnicas de maquillaje que aportan más precisión y solo pueden ser llevados a cabo por profesionales, como por ejemplo el maquillaje con aerógrafo, que es un maquillaje de larga duración y está indicado ante todo para aquellas que van a pasar por el altar.

Ahora que ya sabes todo sobre el baking te animamos a que vengas a Vanitas Espai para ponerte guapa. ¡Haz ya tu reserva!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Vota en nuestro contador de estrellas para que sepamos cuáles son los contenidos que más te gustan!

Fuente imagen: © BillionPhotos.com – Fotolia.com *Editada

Comparte este contenido con tus amig@s!!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email