Vanitas Espai

Tratamiento reductor: ¿Funciona?


Tratamiento reductor: ¿Funciona?

Son muchas las personas que desean mejorar su imagen y acabar, de una vez por todas, con todo aquello que más les acompleja. Los quilitos de más, la celulitis, la piel de naranja, el volumen… Para todos ellos existen técnicas específicas estéticas que pueden ayudar a reducir el volumen en poco tiempo y sin esfuerzo, sin dietas, sin realizar ningún tipo de dietas y, además, asequibles. Pero, el tratamiento reductor ¿funciona?

A continuación vamos a dar un poco de luz sobre este tema para que puedas elegir el mejor tratamiento, en el mejor centro y bajo la supervisión de un buen profesional, solo así conseguirás buenos resultados sin perder un montón de dinero. ¿Quieres saber más sobre el tratamiento reductor? Entonces, no dejes de leer. ¡Toma nota!

Tratamiento reductor: resultados

El tratamiento reductor es la solución perfecta a la batalla de reducir el volumen. El deporte y las dietas también lo son, pero generalmente los resultados se ven a largo plazo. Por ello, perder algunos centímetros a corto plazo es posible gracias a las técnicas estéticas más novedosas.

Abdomen, flancos, muslos, brazos y glúteos son las zonas en las que más se aplica el tratamiento reductor, como la cavitación, una de los mejores métodos para eliminar depósitos de grasa localizada a fin de expulsarlos mediante la orina, sin efectos secundarios y sin ningún tipo de molestia.

Pero existen muchos más tratamientos reductores, desde la liposucción hasta la última tendencia: la criolipólisis, un procedimiento no invasivo con el que podrás perder la grasa corporal localizada mediante la aplicación de frío.

Es cierto que todos estos tratamientos reductores te ayudarán a perder el volumen concentrado en ciertas áreas corporales, por lo que podemos decir que realmente sí funcionan, pero el tratamiento tan solo será el punto de partida. Debes tener claro que para conseguir mantener los resultados, deberás cambiar tus hábitos para empezar a llevar un estilo de vida mucho más saludable. En este otro post te damos algunos consejos para que puedas perder peso sin perjudicar la salud capilar ya que, en muchas ocasiones, se cree que ambos conceptos pueden estar relacionados.

Realiza más deporte y lleva una dieta sana y equilibrada para que los resultados sean permanentes, dado que si no los grasa volverá a acumularse en estas zonas ya que el cerebro entenderá que hay que reponer los adipocitos extraídos. En este otro artículo te descubrimos otros buenos hábitos para eliminar la celulitis.

En conclusión, cualquier tratamiento reductor funciona para eliminar tejidos grasos siempre y cuando cambies tus hábitos de alimentación y realices actividades físicos, ya que, en caso contrario, tarde o temprano volverás al punto de partida.

tratamiento reductor

Pasos para que el tratamiento reductor sea efectivo

Hay muchas personas que no tienen en cuenta el proceso lógico que debe seguirse antes de llevar a cabo un tratamiento reductor y están muy equivocados. Todos estos tratamientos, excepto la liposucción que tan solo requiere el primer paso, necesitan 4 pasos básicos para garantizar el resultado. A saber:

  • 1. Diagnóstico corporal completo. Deja a un lado las ofertas y los tratamientos de moda. Si deseas que un tratamiento reductor funcione y sea 100% efectivo debes acudir a un profesional como los que encontrarás en Vanitas Espai para que, así, podamos analizar tu cuerpo y explicarte cuál es tu metabolismo, tus necesidades energéticas diarias y el % de grasa acumulada sobrante. Este es el punto más importante para poder actuar con precisión sobre los tejidos grasos que deben ser eliminados. Sin este diagnóstico, el tratamiento reductor no tendrá sentido.
  • 2. ¿Qué tratamiento reductor necesito? Una vez tengas tu diagnóstico corporal podrás seleccionar la técnica que mejor funcionará para ti. Existen numerosos tratamientos y todos ellos tienen un fin distinto aunque todos coincidan con un objetivo común: la pérdida de volumen en zonas de grasa localizada. Los tratamientos más conocidos son: cavitación, mesoterapia, laser lipolítico o ultrasonidos para atacar a los adipocitos, convertirlos en triglicéridos y metabolizarlos con mayor facilidad o la endermología, la electroestimulación o los masajes reductores para movilizar la zona adiposa y destruir la grasa. La envoltura de algas es, también, uno de los tratamientos más de moda, ¿lo conoces?
  • 3. ¡Cuidado! El tratamiento reductor no funcionará si el problema es tan solo de retención de líquidos. En ese caso, no vale la pena empezar un tratamiento reductor, sino que deberás apostar por tratamientos drenantes que te ayuden a eliminar una parte de grasa localizada por vía linfática o urinaria. La presoterápida, el drenaje manual o la cosmética profesional drenante te ayudarán a conseguirlo, los tratamientos reductores no funcionarán en este sentido.
  • 4. Para que el tratamiento reductor funcione el al 100% se deben consumir las grasas que se han movilizado. Hay muchos centros estéticos que solo recomiendan llevar hábitos saludables pero se debe prestar mucha atención al quemar más calorías de las que se ingieren, dado que si no se consigue el tratamiento no funcionará, no será suficiente el trabajo realizado para destruir el tejido adiposo y la grasa volverá a colocarse donde estaba. Si quieres que funcione el tratamiento reductor, deberás contribuir a ello y no acabar cuando se finalicen las sesiones. ¡Es muy importante!

tratamiento reductor

Tratamiento reductor: qué no te engañen

Es importante que tengas en cuenta todos los pasos anteriores para seleccionar un tratamiento reductor que funcione efectivamente. A veces, vemos ofertas que nos hacen creer que pagando menos lograremos cumplir nuestro objetivo más rápidamente. Las sesiones de tratamiento reductor, generalmente, en los centros de belleza rondan los 90€, pero en múltiples páginas podrás encontrar tentadores descuentos de hasta 5€ por sesión.

Debes saber que la aparatología usada para este tipo de tratamientos, así como la calidad del servicio y de los productos utilizados deben pagarse para asegurarse de que funcionan a la perfección. ¡Qué no te engañen! Es posible que encuentres diversas ofertas para llevar a cabo diversos tratamientos estéticos, pero lo que debes saber es que el tratamiento reductor es complejo, requiere de numerosas sesiones, de cambio de hábitos, de un diagnóstico preciso y ajustado a tus necesidades, y todo ello se paga.

Recuerda, llevar a cabo un tratamiento reductor, sea cual sea, conlleva también una responsabilidad por parte de la persona que decide llevarlo a cabo. A la pregunta ¿funcionan este tipo de tratamientos? La respuesta es sí, pero no debes tomar una decisión a la ligera. ¡Piénsalo!

Fuente imágenes:
Foto principal y 2: Ssuaphotos

Comparte este contenido con tus amig@s!!
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email