Paso a Paso


Paso a Paso

Los recogidos son los peinados más elegantes, los más indicados para una ocasión especial, una celebración o, sencillamente, para una noche en la que quieres estar perfecta. Desde el semirecogido con ondas, pasando por el recogido con trenza y acabando por el moño bajo, todos ellos resultan sensuales y sofisticados.

En Vanitas Espai somos especialistas en diseñar y peinar recogidos de moda, por eso es uno de nuestros servicios más demandados por mujeres de cualquier edad.  Nuestras clientas confían en nosotros para estar perfectas en los momentos más importantes de su vida y eso para todo el equipo de Vanitas Espai es un gran honor, además de un placer.

Sin embargo, sabemos que hay ocasiones en las que por falta de tiempo o de presupuesto, o sencillamente por hallarse puntualmente fuera de Barcelona, nuestras clientas no pueden venir a Vanitas Espai y tienen que ingeniárselas por sí mismas para sacarse el máximo partido y estar radiantes.

Pensando en ellas y en esos momentos, así como en todas aquellas mujeres que visitan asiduamente nuestra web en busca de inspiración, hemos desarrollado  tres tutoriales para saber cómo se realizan algunos de los recogidos previamente citados.

 

Semi-recogido con ondas en la parte inferior

Como su nombre indica, un semirecogido es un recogido a medias, que pudiera parecer inacabado. Peinarlo es sencillo, pues simplemente se deben recoger la mayoría de mechones y dejar algunos sueltos, sobre todo a la altura de la nuca, para que el resultado sea ligeramente desenfadado, ahuecado y casual.

Para las mujeres de pelo liso, lo ideal es ondular los mechones sueltos después de haber realizado el semirecogido. Para ello, si el cabello es domable bastará con moldearlo con un cepillo redondo, a golpe de secador y un poco de laca. Si es muy lacio, lo ideal es ayudarse de un rizador de pelo, teniendo en cuenta que siempre que se empleen este tipo de instrumentos hay que proteger el cabello previamente con un protector capilar.

En tan solo un par de pasos se consigue un semirecogido que bien pudiera haberte peinado un profesional.

 

Recogido con trenza como elemento principal. Elegante y sofisticado

Las trenzas volvieron a formar parte de los looks de moda hace un par de años y desde entonces siguen estando en la cresta de la ola, tanto para looks casual como para looks más cuidados o distinguidos. En esta ocasión, el recogido con trenza que proponemos brilla por sí mismo y es fácil de peinar.

Divide el cabello en dos secciones: la primera sección desde la parte baja de la sien hasta la mitad de la oreja del lado contrario. La segunda la forma el cabello restante. La primera sección se trenza en sentido descendente para que la trenza vaya siendo cada vez más gruesa, mientras que la otra se recoge en una coleta baja. Una vez trenzada la primera sección, se ahueca el cabello, abriendo un poco cada mechón. Para terminar, la parte inferior de la trenza se enrolla en torno a la coleta que habíamos hecho con la otra sección del cabello. ¡Y listo! En apenas cinco minutos se consigue un semirecogido precioso y sofisticado.

 

Moño bajo con ondulaciones en la parte más inferior. Rápido de hacer, sencillo y con resultados espectaculares

Peinar un moño bajo es rápido y muy, muy fácil. No hay que ser particularmente diestra en el arte del peinado para conseguir, en casa, unos resultados fabulosos.

Peina el cabello hacia atrás, cárdalo levemente. Recoge los mechones superiores y deja sueltos los inferiores para poder ondularlos. Cuando  los tengas, asegúrate de que al recogerlos los dejas por la parte visible del moño para que se noten las ondulaciones. Sujeta con horquillas, camúflalas bien, fija con un poco de laca… ¡y ya lo tienes!