Las Famosas en el Altar


Las Famosas en el Altar

Elegir el look del día de tu boda es una de las decisiones más complejas que una mujer puede tomar (hablando en términos de moda y belleza, claro). Ese día, uno de los más especiales en la vida, no solo nos convertimos en el centro de atención, sino que queremos serlo. No se contempla bajo ningún concepto la posibilidad de compartir protagonismo (como mucho con el novio), por eso tenemos que esforzarnos más que nunca para encajar con la definición de una sola palabra: perfección.

Para conseguir el look de novia soñado tenemos que investigar, informarnos, buscar inspiración y, por supuesto, contar con el asesoramiento de un equipo de profesionales que esté a la altura y no vaya a fallarnos. En ese sentido, en Vanitas Espai estamos a tu entera disposición para hacer realidad tu sueño y ayudarte a ser la novia más guapa que se haya visto en mucho tiempo.

Cuando vengas a vernos hablaremos de todo esto tranquilamente. Nos conoceremos, haremos todo cuanto esté en nuestra mano para que te sientas cómoda, como en casa, y para que nos abras tu corazón y nos transmitas qué es lo que quieres para tu gran día. Pero hasta que llegue ese momento queremos compartir contigo los looks que más nos gustan de algunas famosas que ya han pasado por el altar y que, además, poseen ciertas cualidades que nos parecen dignas de imitar: elegancia, saber estar y naturalidad. Esperamos que te inspiren y que te ayuden a ver la cantidad de opciones que hay para estar perfecta el día de tu boda. ¡Simplemente hay que elegir bien!


Novias famosas con el cabello recogido

Las mujeres de la realeza que han pasado por el altar suelen decantarse por lucir el cabello recogido. El cabello recogido es el paradigma de la elegancia (al menos así lo ha sido tradicionalmente) y ellas lo saben bien. Por fortuna, el abanico de posibilidades de los recogidos es muy amplio, de manera que los looks que veremos a continuación son bastante diferentes entre sí y te darán una idea de lo versátil que puede ser un recogido.

Victoria de Suecia

El día que la princesa Victoria pasó por el altar, optó por un recogido bajo, pulido y peinado hacia atrás que le permitía lucir el rostro despejado. Si bien esta opción transmite algo de severidad, fue una buena decisión teniendo en cuenta que la princesa lucía una corona, unos pendientes largos y un velo infinito. Optar por la sencillez y, en cierto modo, el minimalismo en el peinado contribuyó a equilibrar su look y a potenciar su aspecto regio.

Magdalena de Suecia

La princesa Magdalena siguió los pasos de su hermana en lo que respecta al recogido, si bien en su caso se decantó por uno mucho más romántico que la favorecía muchísimo, ya que a pesar de ser un recogido bajo y de ir peinado hacia atrás, sin raya, la parte superior del cabello estaba levemente ahuecada, de manera que sus rasgos no solo se veían muy dulces, sino mucho más relajados.

Sofía de Suecia

Otro look de novia que nos encanta es el de Sofía de Suecia. Igual que hicieron sus cuñadas, Sofía optó por un moño bajo clásico, pero en su caso optó por lucir la raya en el centro, detalle que le confería mucha más naturalidad al look, al tiempo que la aportaba un toque más actual.

Irina Shayk

Todavía no se ha casado, pero en la pasarela Irina ha pasado figuradamente por el altar muchas veces. En este caso, lucía un recogido minimalista con raya lateral que concedía todo el protagonismo al maravilloso vestido de encaje y pedrería que llevaba. También le despejaba el rostro, potenciando así sus impresionantes facciones.


Novias famosas con el cabello suelto

Lucir el cabello suelto también es una opción muy considerable, ya que poco a poco vamos dejando atrás la creencia de que el cabello suelto es más casual que el recogido. Una vez más, todo depende de cómo se compenetre el peinado con el vestido y con el estilo de la novia. Veamos un ejemplo paradigmático.

Kate Middleton

La suya fue una de las bodas más sonadas de la historia. Y ella, una de las mujeres más envidiadas del planeta. Por eso, el día que pasó por el altar Kate tenía sí o sí que estar espléndida. Y así fue. Apostó por la naturalidad, ante todo, ya que no arriesgó. Su habitual melena suelta no faltó en ese día. Semirecogida, eso sí, y con las puntas ligeramente onduladas, pero no falló. Podríamos decir que, aparentemente, Kate fue ella misma en ese gran día y eso, sin duda, es digno de admirar.