Depilación Facial


Depilación Facial

La depilación es una práctica mucho más común entre las mujeres. Hoy en día, prácticamente todas deciden eliminar el vello corporal de algunas partes de su cuerpo, e incluso optan por hacer uso de métodos mucho más duraderos, para evitar realizar el proceso muy a menudo.
Podría decirse que, en el caso de la mujer, es una práctica básicamente estética, regida por los cánones actuales de belleza; pero cada uno debe escoger qué zonas depilar y cómo.

Depilación Facial

Todas las personas, hombres y mujeres, tienen el rostro cubierto por una fina capa de vello facial imperceptible al tacto y a la vista. Es pelo rubio y muy suave apenas apreciable salvo que te pongas muy cerca, excepto en el caso de la barba masculina.
Sin embargo, algunas féminas tienen un exceso de vello facial en zonas como el labio superior, el mentón, las patillas o las sienes. Son lugares que no deberían tener pelo tan oscuro por lo que resulta especialmente molesto. En los casos más graves podemos hablar de hirsutismo, que es cuando el vello facial es especialmente abundante y visible, también en lugares como el pecho, el abdomen o la espalda.
Esto se debe a una actividad hormonal anormal, por lo que es recomendable acudir a un dermatólogo.
Pero si tu exceso de vello facial no tiene nada que ver con el hirsutismo, la depilación definitiva mediante luz pulsada será tu aliada. Es definitiva, apenas dolorosa y ofrece todas las garantías.

Las Cejas

Las cejas suelen perfilarse y contornear de distintos modos, según el propio gusto y la forma natural que tengan.
Es un error muy común el depilarse la ceja por la zona superior, que puede desembocar en una catástrofe. La depilación de la parte superior de la ceja es algo que tiene que hacer un especialista ya que puede transformar totalmente la forma de tu frente y la expresión de tu mirada. Además, en muchas ocasiones, hay que cortar el pelo porque es muy largo y debemos saber cómo y con qué instrumentos hacerlo. Por tanto, ¡prohibido tocar!

Cuidado con la Cera

Puede ser muy útil para la depilación de cejas pero sólo para el entrecejo. Nunca debes utilizarlo en la parte inferior, la cercana al párpado, ya que la piel es mucho más sensible y podrías quemarla

El Punto Clave

El truco de belleza básico para una buena depilación de cejas es fijarse en su parte central, que debe ser más ancha. Es muy importante buscar la armonía. Para ello, la ceja debe ir de ancho a estrecho y de arriba a abajo y debes evitar los ángulos muy marcados.

Fuente imágenes:

  1. © Shutterstock
  2. © vita_design – Fotolia.com
  3. © Forster Forest – Fotolia.com